Equipo #1

Por Leandro Moscardó.
Fotos por Los Anormales y gentileza Agata Zdziarska.

 


 

¿Para qué sirve el amor? No lo sabemos. Las formas tradicionales de pareja suelen dañar las identidades individuales, pero no son la única manera de construir el amor. Equipo es la sección donde compartimos las experiencias de personas que, en la pareja, encontraron una forma (otra más) de expansión y crecimiento personal y creativo.

En la primer entrega, Aigua Freda, el dúo creativo formado en el interior de la pareja de la diseñadora e ilustradora polaca de origen canadiense Agata Zdziarska y el artesano catalán Esteve Aymà Tintó.

 


 

Aigua Freda I: Aggy Puff

Toronto, 1992

Agata Zdziarska

Aggy Puff (que ése es su alter ego) nació en Toronto, pero a los cuatro años su familia volvió a su Varsovia de siempre. Al salir de su colegio secundario decidió estudiar Diseño Gráfico. Fue a Dinamarca, pero allí hacía frío, y no había playa ni fiesta. Por eso ni bien llegó decidió corregir el rumbo y aquí está, algunos años después, en Barcelona, donde encontró, según sus palabras, la ciudad que lo reúne todo: clima, cultura, personas, fiesta, arte.

Como diseñadora viene trabajando hace años en el sector gastronómico. Pero estamos acá por sus dibujos, por su obsesión con los peces, por la colaboración que mantiene junto a Esteve. En la dinámica de la pareja, Aggy encontró una nueva línea de expresión, nuevas formas de comunicar y de relacionarse con su entorno, y en síntesis, una manera de ser cada día más ella misma.

 


 

DSCF4082

Mi colaboración con Ayma Boards fue el motivo de la primera cita con Esteve. Cada mañana nos encontrábamos en el metro pero nunca hablábamos, hasta que un día dejamos de vernos. Años después conocí Ayma Boards, y likeaba todas las cosas. ¡Pero yo no sabía que era él! Entonces un día me chateó y me propuso pintar una de sus tablas. Así comenzó todo. ¡No estaba claro si era una reunión de trabajo o una cita!”

A poco de mi primera colaboración con él, le salieron algunos pedidos de tablas ilustradas. Y como él trabaja con otro estilo, más geométrico, me propuso colaborar de manera más frecuente. Para ese momento ya éramos pareja, pero ahí comenzamos a trabajar más en serio.”

Más allá de mis colaboraciones, Ayma Boards es de Esteve y yo le ayudo. Es su marca. Pero a partir de los workshops que hacemos juntos, creamos una marca que nos incluye a los dos, Aigua Freda. Con esta nueva identidad armamos el viaje que hicimos el último verano por Francia, España y Portugal, durante el que dimos workshops”.

En los workshops, siempre hay una parte donde Esteve cuenta su historia y yo le hago preguntas tontas y lo distraigo. También hago el marketing, las cuentas y las fotos. Él es el public speaker de la pareja. Después de su charla, cada asistente recibe una tabla y, con nuestra ayuda, plasman sus diseños en ella.”

 

[ Tablas ]

 

 

En mi casa nunca hubo mucho interés por lo creativo. Mi abuela era peluquera, ella viajó mucho y es la persona más creativa de mi familia. ¡Pero igual creo que hoy no entiende muy bien lo que hago!”

Mi padre y mi madre viajaron desde siempre. Tienen una mentalidad muy abierta, y me han dado muchas oportunidades. A mis doce años me enviaron a Montblanc a pasar un verano con niños franceses. Además todos los veranos volvíamos a Canadá, y alguna vez a Estados Unidos. Entonces desde muy pequeña he conocido gente de todo el mundo. Por el contrario, en Polonia no hay mucha gente de afuera. Son casi todos polacos, salvo inmigrantes de los otros países cercanos. Esto hace que los polacos no comprendamos mucho a las personas del resto del mundo, por eso no me siento muy conectada con la mentalidad de mi país.”

En la escuela secundaria hice un International Baccalaureate. Allí pude tomar clases de arte, a partir de las que supe que existía una profesión llamada Diseño Gráfico. A mí me interesaba el arte y la creatividad, pero no sabía qué podía hacer, más allá de pintar o estudiar arquitectura.”

Todas mis decisiones son improvisadas. Nunca planeo algo y luego tomo la decisión en función de eso. Siempre pasa que es una pequeña decisión y un año después me doy cuenta de que cambió mi vida.

En la escuela, cuando escogí focalizar en el Arte, no lo estaba pensando tanto. Pero a partir de ahí encontré el Diseño Gráfico y se convirtió en mi carrera, y hoy es de lo que trabajo.”

La tipografiá me interesó desde el momento en que fui conciente de su existencia. El diseño editorial me interesa por eso, por la tipografía.”

Luego de estudiar en Barcelona, decidí volver a Varsovia. ¡Gran error! Sólo pude sobrevivir allí tres meses. Volví aquí, hice un master, encontré un trabajo y me quedé.”

 

[ Street art ]

 

 

Cuando llegué a Barcelona descubrí el skate y me fasciné con las tablas. También el surf. Un verano trabajé en una tienda de surf en la Barceloneta y mis compañeros me enseñaron a surfear y me regalaron mi primera tabla. ¡No lo podía creer!”

En el surf hay dos mundos. Uno, cuando estás en el agua, surfeando. Y el otro, todo lo que rodea al surf: las revistas, los eventos, las tiendas. En este segundo mundo -el más comercial- hay un montón de chicas. Pero en el agua, me pasa casi siempre que soy la única chica. Es un mundo masculino.

Tengo una obsesión con los peces. No tiene una explicación chula, pero la tengo. Me encantan. Me encanta dibujarlos, comerlos, verlos. Así que hace un año y medio le propuse a Esteve hacer una colección de tablas ilustradas con peces. Y al final decidimos colaborar con un restaurante de aquí, en donde llenamos una de las paredes del lugar con tablas que tenían peces dibujados.”

Algunas veces los clientes quieren una tabla de Ayma Boards, porque les gusta el estilo de Esteve, pero vienen con una idea fija en su cabeza en cuanto al diseño, y no pueden ver que su idea no pega para nada con el estilo de las tablas. Así que es nuestro deber explicarle al cliente que tiene que dejarle la creatividad a los creativos, ¡y así saldrá algo guay!

El ilustrador necesita libertad. Yo no puedo trabajar si el cliente viene con un dibujo en específico que quiere que yo le haga. Si quieres eso, lo puedes buscar en Google e ir a imprimirlo.”

Nunca me pregunté si aún trabajaríamos juntos si no fuéramos pareja. Pero no somos una pareja convencional. Tenemos tres vidas juntos: una, como pareja, donde hacemos las cosas que hacen todas las parejas. Luego, tenemos un grupo de amigos muy cercanos, y cuando estamos con ellos no actuamos como pareja sino como amigos. Y además, trabajamos juntos, y en esto somos muy honestos y cada uno expresa siempre su punto de vista. Tenemos fechas de entrega, presupuestos, y todo lo que hace a un trabajo bien organizado.”

Es increíble la sensación al crear algo juntos. Y lo hacemos desde puntos de partida distintos. Él trabaja con madera, yo dibujo; él tiene un estilo geométrico, yo hago dibujo orgánico. Todo se potencia al venir cada uno de distintos países. Aprendemos mucho uno del otro.”