Silvina Giaganti

Silvina Giaganti es una filósofa y escritora argentina, nacida en Avellaneda, provincia de Buenos Aires. Su literatura tiene como sustrato y materia prima la propia experiencia vital. Desde muy pequeña, su autopercepción como “alguien que deseaba de una manera que no encajaba con lo que sucedía en mi entorno”, le hizo saber que el camino sería cuesta arriba. La familia, la afectividad, los mandatos, lo que se espera de una persona de acuerdo a su género, y el amor mismo, se convirtieron entonces en materia de cuestionamientos. Y en el conflicto que aborda su obra literaria, dispersa en publicaciones en los más variados rincones de la internet. Sus textos directos, honestos y en carne viva la convirtieron en una referente insoslayable, no sólo dentro del movimiento de liberación de las mujeres que toma cada vez más impulso en Argentina, sino también en el coro de voces que construyen el sonido de una canción que tiene el poder para curar el alma.

Nos recibió en su departamento de Monserrat, en la ciudad de Buenos Aires, el domingo 30 de abril, a las 15.30 hs. Exactamente doce horas después, a las 3 y media de la mañana, abandoné su hogar con la marca en la piel que me dejaría ese medio día de conversación. Lo que sigue es un intento por compartir todo lo que Silvina nos mostró, todo lo que nos regaló durante esas horas.

Si nunca la leíste, te propongo leer, antes de la entrevista, estos dos textos que publicó hace tiempo en el diario Página 12: No me entrego desollada y Jugar juntas.

 Aquí debajo pueden leerse los tres capítulos de la entrevista.